La deliciosa confitura de Frambuesa Bonne Maman

may 7, 2018 0Comentarios Confituras/Mermeladas

La Confitura de Frambuesa de Bonne Maman se convierte en una de las primeras elecciones de nuestros clientes, tanto por los profesionales hosteleros como para consumirlas en el hogar.

Lo bueno de este formato (botecitos de cristal de 30 gramos) es que es perfecto, por una parte, para el sector hostelero, ya que es una manera rápida y extremadamente higiénica de servir desayunos, brunch y meriendas. Por otra parte, es una muy buena opción para aquellas personas que no son amantes de los grandes formatos porque, si no se consume rápido, siempre se desperdicia una parte del bote si lo compramos grande. Es perfecto para familias pequeñas o para personas que vivan solas, o incluso para aquellas que desean llevarse sus confituras al trabajo o a cualquier parte. 

Además, sus preciosos botecitos pueden ser reciclados, por ejemplo, para almacenar accesorios, para hacer velas o incluso como especiero (haciendo unos agujeros en la tapa), entre otros muchos usos.

Bonne Maman nos trae otra tentación envuelta en una exquisita confitura con una de las frutas predilectas de la naturaleza, la muy codiciada frambuesa.

Su forma redondeada, de un color rojo intenso y una piel aterciopelada, la frambuesa, es una fruta de pulpa aromática, pero con un sabor agridulce que no lo confundiríamos con ninguna otra.

Lo más interesante es que esta fruta se presta para ser nuestra cómplice cuando se trata de preparar bebidas y jaleas, siendo el de mayor importancia su procesamiento en mermelada o confitura.

Es aquí donde Bonne Maman hace partícipe su especial presentación, incluyendo en la Confitura de Frambuesa, una delicada forma de elaboración, para quedar al final, una espectacular confitura que no deja de sentirse en presencia, aroma y sabor.

La frambuesa trae consigo una moderada cantidad de glúcidos, que al combinarse con sus propias proteínas y lípidos, se enaltece su valor energético trayéndonos todas esta completas cualidades reunidas en ella.

De esta fruta no se desperdicia mucho, siendo muy pequeña, pero lo bastante requerida comercialmente, es mejor ingerirla lo más fresca que se pueda, pero presentada en una confitura es una experiencia indescriptible, y más teniendo en cuenta que de esta forma, podrá ser consumida en cualquier época del año.

Podemos degustar a la Confitura de Frambuesa como relleno en un pastel, sobre algunas galletas para ser servida en una merienda vespertina, como dulce presencia en esas pausas intencionales en nuestro lugar de trabajo o simplemente para ser contempladas por nuestro paladar en un matutino desayuno.

No olvidemos que la Confitura de Frambuesa de Bonne Maman sigue una preparación sumamente tradicional, filosofía que identifica a esta casa. Esta confitura es perfecta por su sabor fresco, dulce y de aroma embriagante, que al final, nos deja completamente rendidos a su agradable sabor en nuestro paladar.

·

¡Buenos días!

El imán de tu nevera.

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
Sitio web: (Site url with http://)
* Comentario: